Presentación

Hidrografía de la Región/Historia del agua/El inicio de la región/ La desalación/ El Arsénico/ Testimonios/Créditos/ Ver Libro

Contar la historia del agua en el desierto más árido del mundo es contar la historia de su ausencia. Esto lo saben muy bien quienes han habitado la pampa y costa de la región de Antofagasta a través de su historia. Pescadores, cateadores, soldados, mineros y muchos otros han comprobado en carne propia que sin agua no hay vida. Asimismo, las ciudades que se levantaron en la costa y pampa vivieron el drama de su escasez, debiendo recurrir al racionamiento y a fuentes alternativas para su suministro.

No obstante, el desierto y esta región poseen desconocidos atributos que han ayudado a sus habitantes a vencer la sed. El uso de aguadas de la costa constituyó una invaluable fuente de agua que permitió la subsistencia de sus primeros habitantes. No obstante, a medida que la población aumentaba, debieron buscarse soluciones más radicales, aplicando la tecnología de las resacadoras de agua que les permitió abastecerse del mar.

Con el apogeo de la minería en la región la necesidad de agua se fue haciendo cada vez más dramática. Cientos de personas llegaban en búsqueda de riquezas pero no había agua para darles de beber. Así, se comenzaron a proyectar las primeras cañerías para conducir el agua desde la Cordillera hasta la costa. Dificultades no faltaron y lo que parecía una solución final, sólo sería el comienzo de nuevos problemas que la población estoicamente debió sufrir y soportar.

Hoy en día, el agua llega a cada hogar de la región de forma constante haciendo realidad el sueño de tantos. Sin duda, abastecer de agua a las comunidades insertas en el desierto más árido del mundo no ha sido una tarea fácil. Los habitantes de la región han forjado  su carácter haciendo frente y venciendo las innumerables dificultades del paisaje nortino. El éxito que hoy disfrutan sus familias ha sido el fruto de su sacrificio.

Es por esto que se hace necesario conocer la historia del agua en esta región. Su ausencia ha marcado la vida de muchos, y es importante que las futuras generaciones conozcan cómo se logró vencer al desierto. La Cordillera y el Mar son las principales fuentes de abastecimiento y es tarea de todos cuidarlos y valorar cada gota que permite el milagro de vida en el desierto más árido del mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Vista aerea de Antofagasta
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.